Nusrat Fateh Ali Khan & Party - Shahen-Shah (1989)

Nusrat Fateh Ali Khan, paquistaní de origen afgano, ha sido uno de los cantantes más importantes de la música religiosa sufí. Sus poderosas dotes vocales le han valido la consideración de mejor intérprete asiático de qawwali. Su discografía es inmensa e incluye varias aproximaciones, en la década de los noventa, a los ritmos étnicos de fusión más electrónicos.
Considerado "el emperador del qawwali", la dedicación a la música qawwali le vino de una inquebrantable tradición familiar de más de 600 años. Su padre, Ustad Fateh Ali Khan, tenía un grupo junto a su tío, Ustad Mubarak Ali Khan, dedicado a transmitir la música qawwali. A la muerte de su padre y de su tío, Nusrat Fateh asumió la dirección del grupo, denominándole Party. Los antepasados familiares de Nusrat Fateh eran de Afganistán, en donde la familia Ali Khan ahonda sus raíces en el siglo XII. De allí emigraron siguiendo a Sheikh Hazrath, un asceta moje sufí que predicaba el tariqa o concepto sufí de amor místico. La posterior evolución dio lugar al qawwali, sendero que conduce al conocimiento a través del trance musical y el éxtasis. La canción no es una forma en sí, sino sólo un vehículo para alcanzar lo divino.
En los años 60 del siglo XX empezó a ser conocido masivamente gracias a Radio Pakistán. Comenzó a actuar por diversos países y en la década de los ochenta visitó regularmente Europa y los Estados Unidos. Radio France grabó alguno de sus conciertos en París, como el del 6 de noviembre de 1986, y los editó después en disco a través del sello Ocora, dedicado a la música tradicional, discos considerados objeto de coleccionistas.
Sus formas acústicas y tradicionales sufrieron una revolución cuando Peter Gabriel le contrató para los primeros festivales WOMAD. La poderosa energía de Nusrat Fateh cautivó al público británico, extendiéndose la atención por todo el mundo. Peter Gabriel le propone participar en Passion, la banda sonora de "La última tentación de Cristo" y, posteriormente, le propone que el canadiense vanguardista Michael Brook produjera un nuevo trabajo de Nusrat Fateh para su sello Real World. El resultado fue Mustt Mustt, una obra sorprendente en la que el qawwali tradicional sufí se mezcló con alta tecnología y ritmos bailables. Posteriormente, Ali Khan combina la edición de discos basados en formas ancestrales junto con discos en los que se fusionan cantos tradicionales con sonidos electrónicos.
Shahen-Shah (1989) fue el primer trabajo que realizó para Real World. Una muestra excepcional de qawwali, una oportunidad única para introducirse en ese canto de tipo repetitivo, hipnótico, bello y místico.

tracks list:
01. Shamas-Ud-Doha, Badar-Ud-Doja
02. Allah, Mohammed, Char, Yaar
03. Kali Kali Zulfon Ke Phande Nah Dalo
04. Meri Ankhon Ko Bakhshe Hain Aansoo
05. Nit Khair Mansan Sohnia Main Teri
06. Kehna Ghalat Ghalat To Chhupana Sahi Sahi



5 comentarios :

mela.... dijo...

Oirlo es como sentarse frente al mar o al fuego, no puedes dejar de hacerlo.
Su embrujo es tal que debería traer letra pequeña, como ciertos medicamentos.
Un grandioso maestro!
Y éste en concreto, uno de mis discos favoritos suyos.
Saludos marhali

Marhali dijo...

Hubo un tiempo que no podía dejar de escucharlo! Lo tengo en vinilo y claro que debía compartirlo ;-) Me alegra que conectemos! Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo no lo he dejado de escuchar, siempre tengo un momento para oirlo. Y siguiendo con música sufí, Faiz by Abida, y de aquí al cielo¡¡
Lolaila

Anónimo dijo...

Shahen-Shah

TREBOR dijo...

Su canto es bellamente exótico, lo tengo presente desde
su participación en "Dead man walking" y me encanta su vibración que transporta hacia la introspección amable y empática.